Blog dedicado a Traveller, Cyberpunk, 2300AD y Twilight 2000

Historia de la Compañía Mercenaria Killer-3

ATENCIÓN. ESTE CAPÍTULO CONTIENE SPOILERS DEL MÓDULO “ECHOES OF THE PAST”, DEL SUPLEMENTO “NYOTEKUNDU SOURCEBOOK”, DEL JUEGO 2300AD.

Capítulo 3. Los contratos menores y el primer contacto con los Kafer.

En negrita los personajes jugadores

Ante la falta de ofertas decidieron recorrer el Brazo Francés como free traders. Los negocios no fueron todo lo lucrativos que ellos esperaban, así que se alistaron como mercenarios en la Legión Libre de Tanstaafl en Aurora (Eta Bootis). A los pocos meses de estancia en Aurora les sorprendió la invasión Kafer. La recién creada Armada Espacial de Tanstaafl les ofreció puestos de responsabilidad en su pequeña flota compuesta por una anticuada fragata y una escuadrilla de cazas Starlight. Rilkien rechazó el puesto de capitán de la fragata FF-Plateau Battle y decidió huir del planeta en la King Cobra a la primera oportunidad. Dar I Nur aceptó el puesto de médico jefe en la fragata y Puri fue nombrada comandante de la escuadrilla de caza.

Con la armada Kafer entrando en el sistema el ejército de Tanstaafl se prepara para resistir el inevitable asedio y la armada espacial despega para enfrentarse a su primera y última batalla para retrasar al enemigo y permitir la huida de las naves civiles. La “King Cobra” partió con un convoy que salía en dirección contraria a la monstruosa flota invasora mientras los cazas y la fragata se unían a la flota aliada en la órbita de Tithonus, la gigante de gas, para enfrentarse al enemigo.

En lo que después se conoció como la “Primera Batalla de Tithonus” los Kafer desplegaron dos acorazados, cuatro cruceros de batalla y 8 cazas. La flota Aliada estaba compuesta por un contingente francés, otro ucraniano y la armada de Tanstaafl. La nave capitana de Francia era el acorazado Ste. Jeanne d’Arc, acompañado por 6 cazas Mistral III bis, las fragatas Aconit, Duperre, Vauquelin y Kersaint. Los ucranianos aportaban su crucero Konstantine y el destructor Kiev; y Tanstaafl alineaba a su buque insignia, la fragata Plateau Battle y 10 cazas Starlight.

La armada aliada sufrió graves bajas mientras combatía a la desesperada para dar tiempo a la huída de las naves civiles. La Plateau Battle fue arrasada por los misiles Kafer y quedó a la deriva salpicada de explosiones secundarias. Los cazas Starlight no estaban a la altura de los cazas Kafer de la clase Foxtrot y Golf, y poco a poco los valientes pilotos de Tanstaafl fueron cayendo uno a uno.

Rilkien decidió virar y volver a socorrer a sus compañeros. Encontró a Puri flotando en el espacio después de haberse visto obligada a eyectarse de su caza. Después se acopló a la Plateau Battle y rescató lo que quedaba de su tripulación, entre los que se encontraba Dar I Nur. Hostigados por los cruceros y cazas Kafer los restos de la flota Aliada saltaron fuera del sistema mientras los acorazados enemigos empezaban a bombardear la superficie de Aurora.

Después de ser licenciados de la Legión Libre de Tanstaafl, Rilkien, Puri y Dar I Nur buscaron infructuosamente algún encargo como mercenarios. Después de meses de inactividad (y con las cuentas a cero) aceptaron un contrato como prospectores en la estación minera orbital OMS Andrew Carnegie.

La estación recogía peñascos de hielo en el cinturón de asteroides de Nyotekundu y los lanzaba con un acelerador magnético en dirección a la órbita del  planeta. Las semanas pasaban lentamente y el trabajo era duro. Los prospectores debían desplazarse hasta los asteroides de hielo montados en impulsores biplazas (a los que llamaban “scooters”) y anclarles cohetes para acercarlos a la Andrew Carnegie. Allí eran reducidos a trozos más manejables con cortadores láser y lanzados en dirección a la órbita del planeta con el acelerador magnético de la estación.

Una noche, durante la cena, sonaron en el puente varias alarmas de avería en dos antenas: la antena de comunicaciones situada en el eje del acelerador magnético, y una antena del sensor pasivo (PEMS) situada en el casco exterior de proa. Dos equipos de prospectores de prepararon para ir a repararlas. Angus McReedy y Etienne Lemieux salieron con botas magnéticas para ocuparse de la antena del sensor, y Rilkien cogió uno de los scooters y se dirigió con James Rand hacia el eje del gigantesco acelerador.

Mientras Rilkien y Rand reparaban la antena de comunicaciones, Angus y Lemieux encontraron a un robot soldador reduciendo a trozos la antena del PEMS. Al acercarse el robot disparó a Lemieux con su soldador láser. Angus huyó hacia el cierre de aire mientras el robot seguía cebándose con su compañero. Desde el puente avisaron al equipo de Rilkien de la muerte de Lemieux y les apremiaron para reparar la antena de comunicaciones. En ese momento uno de los cortadores láser giró en dirección a los dos hombres y cortó por la mitad a Rand. Rilkien saltó al scooter y salió a toda velocidad esquivando disparos del cortador de hielo.

Cuando Rilkien volvió a entrar en la estación descubrió que el nivel 1 estaba sumido en el caos: los tripulantes de la estación, entre los que se encontraban Puri y Dar I Nur, combatían con armas ligeras contra los robots soldadores. Alguien había modificado los brazos soldadores y los había convertido en carabinas láser de corto alcance. El administrador de la estación, Arthur Crichton, y dos prospectores estaban muertos, y la enfermería estaba llena de heridos. Después de dejar fuera de combate a cuatro robots los pasillos del nivel 1 quedaron en silencio. Puri y Dar I Nur le contaron a Rilkien que los robots habían aparecido en la zona de ocio y en el comedor disparando a todo lo que se movía, y ningún intento por desactivarlos desde la computadora del puente había dado resultado.

La supervisora de la estación estaba malherida en la enfermería, junto con otros cinco tripulantes, así que Rilkien tomó el mando y junto con Puri se encaminó hacia la sala de mantenimiento, a ver si desde allí podían tomar el control de los robots. Mientras tanto, Dar I Nur se quedó preparando cargas explosivas para organizar una defensa contra los robots. Cuando Rilkien y Puri llegaron a la sale de mantenimiento encontraron muerto al tercer ingeniero, William Kingsley. Tenía la cabeza ensangrentada y a su lado había una llave inglesa manchada de sangre. El panel de control de los robots estaba destruido. Intentaron ponerse en contacto con la sala de ingeniería y con el puente pero el sistema de intercomunicación no funcionaba. Para llegar a la sala de ingeniería de popa tuvieron que enfrentarse con dos robots soldadores. Después de dejarlos fuera de combate comprobaron que las enormes puertas que daban acceso a la sección de popa habían sido soldadas a conciencia desde dentro.

Cuando volvían hacia el nivel 1 oyeron disparos y una gran explosión, seguida del sonido de la alarma de incendios y del bufido de los sistemas de extinción. Cuando llegaron a la sala central el espectáculo era dantesco. La enfermería había estallado en una bola de fuego matando a todos los heridos. Dar I Nur relató que habían sido atacados por dos robots que intentaban a toda costa llegar a la enfermería. Cuando los tripulantes empezaron a disparar parapetados detrás de las camillas la enfermería se convirtió en un infierno. La llamarada había sido tan potente que había destruido también a los dos robots.

Después de investigar en la computadoera del puente, Dar I Nur confirmó que minutos antes del ataque de los robots el nivel de oxígeno en la enfermería había subido de manera alarmante. Todo parecía indicar que el sistema de soporte vital había sido manipulado desde la computadora de la sala de ingeniería. Decidieron acceder a la sala de ingeniería desde uno de los tubos de ventilación principales. Puri y uno de los prospectores, Ilya Marenkhovich, treparon por las guías de uno de los tubos hasta el nivel de ingeniería. El acceso al nivel estaba custodiado por un robot, así que Puri decidió usar una de las cargas preparadas por Dar I Nur. Al activar el detonador de tiempo la carga le estalló en las manos, matandola en el acto, y lanzando a Ilya Marenkhovich por el tubo de ventilación en una caída de más de 20 metros.

Rilkien, Dar I Nur y el prospector Carlos Jiménez, subieron por otro de los tubos de ventilación y asaltaron la sección de ingeniería. Destruyeron seis robots y encontraron a Hermann Berghoffer, el Ingeniero Jefe, manipulando la planta de potencia de la estación. Le capturaron sin que opusiera resistencia y comprobaron que estaba ido, balbuceando frases incomprensibles acerca de “las voces” que le ordenaban “seguir con su proyecto”. Le pusieron a buen recaudo y después de unas horas lograron reparar el sistema de comunicaciónes lo suficiente como para pedir ayuda al planeta más cercano, Inferno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s