Blog dedicado a Traveller, Cyberpunk, 2300AD y Twilight 2000

La carga de Mei Yuen

Fuente: dailymail.co.uk

Freihaven, Alpha Centauri, año 2295

La vida daba muchas vueltas. Un año después estaban otra vez en Freihaven, pero esta vez en el bando contrario. La vida del mercenario era para Steve Endor algo extraño, pero suponía que con el tiempo se acabaría acostumbrando.

Endor miró hacia atrás y contempló a los ocho hombres agazapados en la zanja. Sus uniforme y equipos empapados con el rocío de la madrugada. Con el visor nocturno estudió el recinto que tenía delante. A unos 30 metros cruzando la carretera estaba el edificio blanco de dos plantas rodeado por un muro de unos dos metros y medio de alto. A cada lado de la entrada principal en forma de arco vio dos garitas, y un centinela armado con fusil de asalto que paseaba aburrido de un lado a otro. Encima del arco leyó el letrero: “Guardia Presidencial – Libertad o Muerte”. Miró el reloj: las 04:00. Los pelotones de Rilkien y Mei ya debían de estar en posición.

—————————————————————————————————————————————————

La voz de Endor sonó como un susurro en los cascos de Rilkien:

–        Equipo 1 en posición. Informe, equipo 2.

–        Equipo 2 listo.

–        Cuando oigas jaleo es la señal para comenzar.

–        Ya lo sé.

–        Se dice roger.

–        Ya lo sé. Corto y cierro.

Rilkien estaba arrodillado detrás de un árbol, con sus ocho hombres repartidos por el jardín de la Residencia Presidencial.  A su derecha vio a Lone Star montando la ametralladora pesada en el cenador de la rosaleda. Rilkien pensó que era un buen sitio, desde allí controlaba la cristalera trasera de la residencia y las ventanas del piso de arriba. Miró en dirección a la mansión: dos centinelas, uno haciendo ronda alrededor del edificio y otro en la balconada. Sólo quedaba esperar a que Endor empezara su ataque de diversión contra el cuartel de la Guardia Presidencial y entonces él y sus hombres entrarían en la mansión y acabarían con el Presidente. La retirada dependería del éxito de la misión de Mei en el aeródromo.

—————————————————————————————————————————————————

Mei Yuen y sus hombres estaban tumbados cuerpo a tierra entre la hierba alta, a pocos metros de la valla perimetral del aeródromo. La llamada de Endor la sobresaltó un poco.

–        Informe, equipo 3.

–        Equipo 3 listo.

–        A todos los equipos, equipo 1 adelante.

–        Roger.

Mei observó el aeródromo. Al otro lado de la valla corría la pista de aterrizaje, más allá dos torres de vigilancia con focos, dos cañones antiaéreos bitubo de 20mm, los edificios administrativos y el hangar que albergaba los cazas monomotores que eran su objetivo. Si querían salir de esta de una pieza primero ella debía destruir esos seis cazas turbohélices. Le hizo una señal a Sonten y el sargento se adelantó hasta la valla y empezó a cortar el alambre.

—————————————————————————————————————————————————

Rilkien dió la señal a Ducedos y Aroldus. Los dos hombres apuntaron sus carabinas láser y abatieron a los centinelas. Sólo se oyó el ruido de los cuerpos al golpear contra el suelo.

–        Adelante

Ducedos, Nustari y Microcellyo avanzaron rodeando la casa en dirección a la puerta principal. Su misión era emboscar a los posibles refuerzos enviados a la residencia presidencial. Rilkien y el resto de sus hombres se acercaron en silencio a las puertas de cristal del porche trasero.

—————————————————————————————————————————————————

Endor ordenó a Madero que montara la ametralladora pesada cubriendo la entrada del recinto de la guardia presidencial. Luego envió a dos hombres a flanquear la posición del centinela. Lengol y Hurtu  salieron del canal de irrigación, cruzaron en silencio un camino de tierra a la izquierda y reptaron por una zanja hasta colocarse en el flanco del centinela de la puerta. Endor vio como los dos mercenarios se asomaban lentamente para apuntar con sus carabinas láser cuando oyó un disparo proveniente del edificio, y la cabeza de Lengol estalló. El otro mercenario disparó y el centinela cayó al suelo gritando de dolor. Endor miró al edificio y vio un fogonazo en la azotea. Hurtu también cayó mortalmente herido.

–        ¡Francotirador en la azotea. Fuego a discreción!

La ametralladora de Madero empezó a barrer la la zona desde donde provinieron los disparos y la noche se iluminó con las trazadoras. Al cabo de un minuto el enemigo respondía al fuego desde las ventanas de la planta alta. Endor llamó por radio al resto de los equipos.

–        Adelante todos los equipos. Daros prisa, no podremos contenerlos mucho tiempo.

—————————————————————————————————————————————————

Fuente: acclaimimages.com

Rilkien abrió la puerta corredera del porche y sus cuatro mercenarios entraron detrás de él. La casa estaba a oscuras. En alguna de las habitaciones sonaba un teléfono con insistencia. Poco a poco se empezaron a oir voces y pasos apresurados en la planta superior. Aroldus, Irman y Macro se quedaron abajo mientras Rilkien y Billy Jo subian en silencio por las escaleras. Arriba encontraron a dos guardias en un saloncito y los despacharon con sus fusiles de asalto. Inmediatamente sonaron voces de alarma y órdenes apresuradas. Intentaron avanzar por el pasillo principal pero no pudieron progresar porque encontraron una fuerte resistencia por parte de los guardaespaldas del presidente, armados con subfusiles. Desde el piso de abajo llegó el sonido de ráfagas, gritos y una explosión; después, unos segundos de silencio y el tableteo de la ametralladora de Lone Star. Rilkien analizó rápidamente la situación: si Lone Star estaba disparando sólo había dos razones posibles, o habían llegado refuerzos por delante y Ducedos no había podido contenerlos, o Aroldus había encontrado guardaespaldas en el piso de abajo y ahora estaba retirandose por el jardín. En cualquier caso la situación para Rilkien y Billy Jo era muy mala, acorralados entre los enemigos que tenían delante y los que tenían debajo.

–        Vamonos de aquí Billy.

Él y Billy Jo salieron al balcón del piso superior y vieron a Lone Star barriendo las cristaleras del piso de abajo con la ametralladora. Se descolgaron por la barandilla y se retiraron por el jardín, seguidos por Lone Star. Cuando se sintieron medianamente seguros se detuvieron a recuperar el aliento. Junto a Rilkien estaban Billy Jo, Lone Star y Macro.

–        ¿Qué coño pasó ahí abajo Macro?

–        Irman y Aroldus cayeron, yo lancé una granada y me retiré.

Lone Star intervino.

–        Mientras cubría la retirada de Macro oí disparos en la entrada principal. No sé si Ducedos y sus hombres podrán salir de allí.

Rilkien llamó por radio a Endor.

–        Misión fallida. Equipo 2 en retirada. Solicito extracción inmediata, cambio.

–        Roger Equipo 2. Pájaro 2, adelante extracción.

—————————————————————————————————————————————————

Endor dio la orden de retirada. Si la misión principal había fracasado ya no tenía sentido seguir con la maniobra de diversión.

–        Madero, danos cobertura. Los demás, retirada por el canal.

Mientras se retiraba dio órdenes por radio.

–        Pájaro 1, Adelante extracción. Equipo 3, nos retiramos, es vuestro turno.

—————————————————————————————————————————————————

Fuente: militaryphotos.net

A medida que los mercenarios de Mei Yuen iban atravesando la alambrada se tumbaban cuerpo a tierra al borde de la pista. Cuando aún quedaban dos hombres por pasar, un haz de luz los cegó y oyeron la sirena de alarma del aeródromo; el centinela de la torre de vigilancia los había localizado. Mei disparó contra el foco con su carabina láser.

–        ¡ Fuego contra la torre!

La torre recibió una lluvia de proyectiles de ametralladora y armas ligeras. El foco reventó y saltaron astillas en todas direcciones cuando las balas atravesaron el parapeto de madera. La sirena de alarma enmudeció.

–        ¡A la carrera, hacia el hangar!

Echaron a correr todo lo rápido que les permitía su equipo. En sus oídos silbaban las balas que les disparaban desde los edificios de administración. Sonten señaló hacia unos hombres que corrían desde los edificios a las piezas antiaéreas.

–        ¡Las dotaciones de los antiaéreos. No llegaremos al hangar!.

Mei frenó su carrera y señaló hacia las piezas de 20mm.

–        ¡A LA CARGAAA!

Los nueve se lanzaron a una carrera suicida  contra los cañones. Los servidores llegaron a las piezas y el artillero ocupó su posición. Mei siguió corriendo con sus hombres aunque era evidente que no les iba a dar tiempo a llegar. Los cañones gemelos de 20mm que apuntaban al cielo empezaron a bajar al tiempo que la pieza giraba en su dirección. Cuando los cañones llegaron a posición horizontal abrieron fuego automático.

—————————————————————————————————————————————————

En la distancia Endor oyo el repiquetear de cañones automáticos. Por la radio oyó la voz de uno de los pilotos.

–        Equipo 1, aquí pájaro 1. Llegamos en 5 minutos.

–        Pájaro 1, estaremos en la ZE  Daros prisa.

Endor se acordó de los dos hombres que habían quedado atrás en la zanja, indicó a sus hombres que siguieran adelante y se detuvo para mirar atrás con los prismáticos. Vio a dos soldados de la Guardia Presidencial que se acercaban a ellos. Hurtu, tendido al borde de la zanja, levantaba los brazos en señal de rendición. Uno de los soldados le disparó en la cabeza con su pistola. Endor dio media vuelta y siguió a sus hombres camino de la zona de extracción (ZE).

—————————————————————————————————————————————————

Rilkien esperaba en un claro, con sus hombres tendidos entre la hierba a sus espaldas. Vio algo en el horizonte y levantó los prismáticos. Los dos helicópteros se acercaban rozando las copas de los árboles. Sacó una granada de humo y la arrojó al claro.

–        Pájaro 2, aquí equipo2. Humo verde, humo verde.

–        Roger equipo 2. Os veo.

Uno de los helicópteros aterrizó en el centro del claro mientras el otro, artillado, daba cobertura desde el aire. Rilkien llegó hasta el aparato y se sentó en el asiento del copiloto.

–        Vámonos de una vez.

El piloto miró a los tres hombres que se habían sentado en los asientos traseros y luego giró la cabeza hacia Rilkien.

–        ¿No hay nadie más?

–        No.

Fuente: blackfive.net

El aparato despegó en dirección norte arrancando hojas de las copas de los árboles. A los pocos minutos Lone Star gritó desde la parte de atrás.

–        ¡Cazas a las seis!

El piloto echó un vistazo por encima del hombro. Dos monomotores turbohélices se acercaban a gran velocidad.

–        ¿No deberían de haberlos destruirlos en tierra?

–        Es evidente que algo salió mal – contestó Rilkien – Dile al helicóptero artillado que los entretenga.

–        Shelton. Danos tiempo para evadirnos.

–        Roger, pájaro 2.

El segundo helicóptero viró para enfrentarse a los cazas. El aparato de Rilkien picó para aumentar la velocidad. Mientras se perdían en la oscuridad oyeron la voz de la piloto del segundo helicóptero.

–        Mayday, Mayday, me han dado, Mayday, Mayday.

Después la radio enmudeció.

—————————————————————————————————————————————————

El vehículo gravitacional aterrizó en el claro. Endor y sus hombres se subieron al aparato apresuradamente. El piloto les informó.

–        Han derribado a Shelton.

–        ¿Y Rilkien?

–        Parece que han escapado de los cazas.

–        ¿Cazas? ¿Se sabe algo de Mei?

–        Nada.

–        Vámonos de aquí.

El gravitacional despegó y tomó velocidad a medida que ganaba altura. Un cañón antiaéreo ladró desde el este. El aparato atravesó el río de trazadoras y recibió un impacto en una de las puertas. El proyectil de 20mm estalló alcanzando de lleno a Visus, que murió en el acto. El piloto aceleró y picó para evadir el fuego antiaéreo. Detrás de ellos las trazadoras les buscaban a ciegas.

—————————————————————————————————————————————————

Sonten terminó de hacer un agujero en la valla del aeródromo y miró atrás. Los últimos cazas estaban carreteando en fila india en dirección a la cabecera de pista. Soldados con perros rastreaban la zona en donde yacían los cadáveres de Mei Yuen y siete de sus hombres. A su lado su compañero Madrun se quejaba de sus heridas. Sonten atravesó la abertura y ayudó a Madrun a cruzar al otro lado. Juntos se alejaron arrastrándose mientras los cazas seguían despegando.

Sistema: Traveller Clásico con ambientación 2300.

Partida jugada: hacia 1986

PJ                                                       Jugador

Steve Endor                                        Harold

Rilkien                                                 Paco

Mei Yuen                                            Patricia

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Historia de la Compañía Mercenaria Killer-2 « Ecos en el Vacío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s