Blog dedicado a Traveller, Cyberpunk, 2300AD y Twilight 2000

Bengalas en la oscuridad

Freihaven, Alpha Centauri, año 2294


Steve Endor miró otra vez el reloj: las 03:00

A su lado Faye, el conductor, tamborilleaba con los dedos el volante del APC. Detrás de él la soldado Mei Yuen abría una caja de munición y el sargento Lao cubría el flanco derecho con la ametralladora de 12mm.

Quince años en el ejército americano, cuatro de ellos en las fuerzas especiales, para acabar como mercenario para las Fuerzas Libres de Freihaven, luchando por la independencia de la colonia contra el ejército alemán. No era precisamente mejorar, desde luego.

La voz del Faye le sacó de sus pensamientos.

–        ¿A qué esperamos mi teniente?

–        Están desactivando otra mina

Llevaban ya dos horas abriendo una senda de 3 metros de ancho a través de los campos minados con la esperanza de encontrar un paso para que el batallón pudiera flanquear las defensas alemanas. Sus vehículos eran dos anticuados semiorugas sin techo, armados con una ametralladora de 12mm montada en un soporte situado detrás de los asientos del conductor y el comandante.

–        Parece que ya la tienen, teniente.

El sargento Lao señaló al frente . Endor se asomó por encima del blindaje delantero y echó un vistazo con los binoculares de visión nocturna. Treinta metros más adelante estaba parado el semioruga del sargento Rilkien, con la ametralladora cubriendo el frente. Los dos ingenieros de combate regresaban hacia el vehículo de Endor cargando con una mina anticarro. La sargento Shustar caminaba unos metros por detrás cubriendo su retirada. Observó a la veterana marine y se alegró de tenerla en su equipo. De pronto el silencio se rompió con el ladrido de una ametralladora pesada que disparaba desde la izquierda. La sargento Shustar recibió dos impactos en la espalda y se desplomó como un títere al que le hubieran cortado las cuerdas. La ametralladora del APC de Rilkien respondió al fuego mientras los ingenieros soltaban la mina y corrían agachados hacia la protección del semioruga.

S H I S S S….             Una bengala subío recta hacia el cielo desde las líneas alemanas, y la noche se hizo día. Endor vio como los ingenieros corrían como a cámara lenta bajo la luz parpadeante. Otra ametralladora abrió fuego a unos 100 metros por delante del APC de Rilkien.

–        Hijos de puta,  ¡FUEGO DE COBERTURA!

El sargento Lao respondió al fuego y la noche se llenó de trazadoras. Endor llamó por radio al cuartel general del batallón.

–        Nébula, aquí Cometa. Estamos bajo fuego enemigo, solicito apoyo artillero.

–        Negativo Cometa, el apoyo artillero está comprometido en el frente principal.

–        Roger Nébula. Corto.

Los ingenieros entraron resoplando por el portón trasero. Ender cambió a la frecuencia táctica para hablar con Rilkien.

–        No vamos a tener apoyo. Nos retiramos.

–        Pues que sea ya

El semioruga empezó a dar marcha atrás lentamente, los casquillos humeantes de la ametralladora de Lao llovían sobre el suelo del vehículo y  las balas enemigas repiqueteaban contra el blindaje como granizo. A pesar del estruendo la primera explosión les pillo por sorpresa. Lao agachó la cabeza mientras seguía disparando hacia las líneas alemanas.

–        ¡MORTEROS!

Las granadas de mortero caían en andanadas de a tres a su alrededor. La retirada marcha atrás se hacía interminable. Ender gritó al conductor.

–        ¡Da la vuelta aunque tengamos que meternos en el campo de minas!

Una explosión acompañada del sonido de metal retorcido les hizo mirar al frente.

–        ¡Jooder!

El semioruga de Rilkien había recibido un impacto directo de mortero y la plataforma trasera estaba en llamas. Dos figuras saltaron del vehículo y corrieron hacia ellos entre las trazadoras.

–        ¡FAYE!  ¡reacciona de una vez y da la vuelta!

El grito de Endor sacó al conductor de su trance. El semioruga dio un brinco  y se metió  marcha atrás en el campo minado seguido por ríos de trazadoras. Lao fue alcanzado en un brazo y la fuerza del impacto le hizo caer fuera del vehículo.  Un segundo después sonó un ¡THUMP! sordo y cayó sobre ellos una lluvia de tierra. Ender se asomó y vio el cuerpo destrozado del sargento. Había caído sobre una mina.

Faye llevó al vehículo de nuevo a la senda mientras Rilkien y su conductor entraban por el portón trasero. Mei Yuen ocupó el puesto de Lao en la ametralladora y Endor interrogó a Rilkien.

–        ¿Epson y Briton?

–        Muertos.

Endor no contestó. Se limitó a sentarse en el asiento del copiloto y dijo

–        Arranca Faye, nos vamos de aquí

La bengala se apagó al llegar a tierra y el semioruga se alejó en la oscuridad. Mei Yuen seguía lanzando ráfagas contra las líneas enemigas. Endor echó la vista atrás, a los cuerpos de Shustar y Lao y al APC envuelto en llamas. Las ametralladoras alemanas dejaron de disparar.

–        Faye, afloja la marcha, sólo nos falta pisar una mina anticarro.

Detrás de ellos la munición del semioruga incendiado empezó a estallar.

Sistema: Traveller Clásico con ambientación de 2300. Partida jugada: hacia 1985

Jugadores

Tte. Steve Endor  ( Harold)

Sgt. Rilkien   (Paco)

Sgt. Lao  (Luis)

Mei Yuen  (Patricia)

APC (Armored Personnel Carrier) = transporte de tropas blindado

¿Quieres aportar una opinión o experiencia propia acerca de esta entrada?

Anuncios

Una respuesta

  1. Pingback: Historia de la Compañía Mercenaria Killer-1 « Ecos en el Vacío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s